✅ 6 conocimientos y habilidades que considero imprescindibles para trabajar como consultor digital de marca personal

Es importante que tengas una cosa clara.

Los consultores de marca personal no “construimos” las marcas de nuestros clientes. 

No.

Nuestro papel es diseñar estrategias de posicionamiento de marca que ayudan al cliente a:

  • Conseguir la creación de una audiencia digital de potenciales clientes. 
  • Monetizar su negocio.

Por eso, para trabajar como consultor de marca, no basta con leerte un par de libros y hacer un cursillo de branding.

Para ofrecer un buen servicio necesitas una serie de conocimientos y habilidades concretos.

Te lo explico por partes.

👉 A. Conocimientos estratégicos

De manera muy resumida, el trabajo de un consultor digital de marca personal consiste en guiar al cliente para:

  • Identificar los elementos diferenciadores de su marca.
  • Definir su modelo de negocio. 
  • Diseñar la estrategia de comunicación y posicionamiento.

Y para eso necesitas aprender sobre…

➡️ 1. Estrategias de diferenciación

Diferenciarse es esencial para una marca personal.

Si tu cliente suena exactamente igual que sus competidores, no logrará posicionarse en su sector ni conectar con su audiencia.

Por eso, lo primero que hacemos en consultoría con un cliente es:

  • Analizar el escenario inicial: hacemos un diagnóstico del punto de partida (la situación de su marca, su sector, su competencia…).  
  • Definir los objetivos de la estrategia de posicionamiento de marca: puede ser aumentar su visibilidad, ganar autoridad en su sector, conseguir más rentabilidad, etc.
  • Identificar su propuesta de valor diferencial: ¿qué es lo que hace única a su marca? Aquí entran en juego factores como los valores personales del cliente, su filosofía, su historia o su background.

Este proceso es fundamental para diseñar una estrategia de posicionamiento efectiva. Pero tenemos que ir aún más allá.

➡️ 2. Estrategias de monetización

Dime una cosa, compi: ¿cuál es el objetivo número uno de cualquier negocio?

Vender.

Conseguir más clientes y ser más rentable.

Por eso, cuando trabajas con profesionales que tienen un negocio online, como es nuestro caso, la estrategia que diseñes para ellos debe ayudarles a conseguir justo eso: vender más con su marca personal.

Y para eso tienes que ayudar a tu cliente a:

  • Identificar a su público objetivo: ¿cuál es el perfil de su audiencia? ¿Qué necesidad tienen? ¿Qué les impide resolverla? 
  • Definir la promesa de su marca: ¿cuál es el principal beneficio de su producto o servicio? ¿Cómo resuelve el problema de su audiencia? Por ejemplo, si tu cliente es un asesor financiero que trabaja con emprendedores, ¿qué van a conseguir las personas que contraten sus servicios?
  • Encontrar oportunidades en el mercado: es decir, identificar modelos de negocio que no se estén explotando y que sean una oportunidad para diferenciarse y posicionarse. Si en el sector de tu cliente ya hay muchos asesores financieros ofreciendo consultorías individuales, él podría crear una mentoría grupal o incluso vender infoproductos.

Lo que hacemos los consultores es presentarle al cliente diferentes escenarios para que él pueda escoger el que mejor se adecúe a sus necesidades.

➡️ 3. Estrategias de comunicación y promoción

De nada sirve tener una marca personal muy bien definida si nadie te conoce.

Ahí es donde entran las estrategias de comunicación y promoción.

Como consultor, tu papel es ayudar al cliente a decidir qué canales usará para promocionar su marca a nivel:

  • Online: en qué redes sociales le interesa estar, qué contenidos publicará, otros profesionales digitales con los que podría colaborar, etc. 
  • Offline: eventos presenciales a los que le interesa acudir, medios de comunicación en los que podría promocionarse, formatos físicos de publicidad… 

Además, también debes definir los indicadores que utilizará tu cliente para medir la evolución de la estrategia.

👉 B. Habilidades personales

Yo suelo decir que el personal branding es la profesión más humana “del barrio digital”.

Cuando trabajamos con un cliente debemos conectar con él de una manera muy profunda: entender qué siente, cómo piensa, su historia, su manera de ver el mundo…

Y para generar esa conexión hacen falta algo más que conocimientos.

También necesitas desarrollar una serie de habilidades personales (las famosas habilidades blandas o soft skills). 

En concreto, hay algunas que me parecen fundamentales si quieres tener éxito en esta profesión:

➡️ 4. Saber preguntar

A los clientes les cuesta mucho poner en palabras sus propios valores o su filosofía.

Eres tú, como consultor, quien debe hacer este trabajo de análisis y ayudarles a identificar los elementos diferenciadores de su marca.

Y eso requiere indagar y hacer las preguntas adecuadas.

Tan importante es esto que, para los alumnos de Soy Personal Brander, creé una guía de dinámicas que pueden aplicar con sus clientes para extraer esta información.

Pero ojo, compi, porque no solo basta con preguntar. Además, tienes que hacerles ver el motivo detrás de esas preguntas.

Piensa que muchas de ellas entran en temas de autoconocimiento, y hay clientes que al principio no entienden por qué las hacemos. Si no eres capaz de explicárselo, no se implicarán tanto ni se sentirán satisfechos con tu servicio.

➡️ 5. Escucha activa

Los consultores acabamos desarrollando un sexto sentido para los detalles.

Y es que, a veces, la clave para encontrar la diferenciación de una marca está en algo que el cliente ha mencionado de pasada, sin darle importancia.

Algo tan simple como:

  • Su formación.
  • Sus hobbies.
  • Su forma de pensar.
  • Sus vivencias.

Pueden convertirse en un elemento clave en torno al que trabajar su estrategia de diferenciación.

➡️ 6. Empatía

Esto es de lógica.

Para entender quién es tu cliente, qué siente y cómo piensa, necesitas ser capaz de ponerte en su piel. De sumergirte en su mente.

Sin eso, es imposible definir una marca personal con la que se sienta identificado.

Pero además, la empatía es imprescindible para diseñar una estrategia que conecte con su audiencia.

✅ Consejos dar tus primeros pasos como consultor y tener éxito

Y con esto acabo, compi.

Te voy a contar algunas recomendaciones que les doy a las personas que se forman conmigo en Brandea para hacerse un hueco como consultores.

Son estas:

👉 1. Especializarte te ayuda a destacar

Una de las maneras que tienes de diferenciarte como consultor es escoger una especialización, ya sea:

  • Por sector: por ejemplo, trabajas como consultor para negocios del sector gastronómico.
  • Por perfil de cliente: te centras en negocios que están en un momento vital o profesional concreto. Así, podrías especializarte en consultorías de marca para emprendedores que ya facturan en torno a los 3000 € mensuales y quieren escalar ahora su marca.
  • Por tipo de servicio: también puedes centrarte en una de las fases de la estrategia (diferenciación, monetización o promoción).

Seguimos.

👉 2. Analiza otras marcas

Cuando aún tienes poca experiencia, una manera muy interesante de desarrollar tus habilidades es analizar otras marcas:

  • Qué están haciendo.
  • Qué les funciona mejor.
  • Qué no les da resultado.

Hacer este trabajo te dará una visión más global y te ayudará a “llenar tu caja de herramientas” con recursos que podrás aplicar con tus clientes. 

En definitiva, te ayudará a ofrecer un mejor servicio.

👉 3. Trabaja con un método estructurado 

Para mí esto es fundamental.

Todavía hoy veo muchísimos consultores que no siguen un método validado cuando trabajan con sus clientes. Y eso muchas veces se nota en los resultados que consiguen con sus estrategias.

Sobre todo cuando acabas de empezar, contar con un método paso a paso te ayuda a trabajar de manera organizada y a sentirte más seguro.

Por ejemplo, a los alumnos de Soy Personal Brander les recomendamos que, al principio, sigan el “método brandea” que explicamos en el programa, y que con el tiempo y la práctica vayan desarrollando su propio sistema de trabajo.

👉 4. El último consejo: ¡a trabajar!

Formarse es importante, pero hay que saber cuándo parar. 

Al final, a ser consultor de marca se aprende practicando. Te lo digo por experiencia, compi. 

Sé que al principio da mucho vértigo, pero empezar a trabajar con clientes reales es la única manera de crecer.

✅ ¿Ya tienes todo lo que necesitas para trabajar como consultor de personal branding?

Puede que, al leer este post, te hayas dado cuenta de que aún te quedan cosas por aprender.

Quizás estás un poco verde en estrategias de monetización, de posicionamiento… o simplemente has visto que necesitas un sistema para metodizar tu trabajo, como te explicaba más arriba.

En ese caso, mi consejo es que te apuntes a Soy Personal Brander.

Un programa en el que te mostramos cómo convertirte en consultor digital de marca personal y ofrecerles este servicio a tus clientes, y en el que te explicamos:

  • Cómo realizar el análisis y diagnóstico de una marca personal.
  • Cómo identificar sus elementos diferenciadores
  • Los pasos para desarrollar estrategias de monetización y comunicación.
  • Y las claves esenciales para abrirte camino como consultor digital de marca personal.

Si quieres saber más, pinchando en el enlace tienes toda la información sobre el programa.

¡Te veo dentro!